Tener una Espalda Sexy, Sana y Agradable sencillaMENTE

Sólo porque cuando te ves frente al espejo no puedas verla, no significa que debas descuidarla; hay pocas cosas más sexys que una espalda torneada y bien marcadita. El riesgo de padecer dolor de espalda, que ni a mi peor enemigo le deseo, aumenta con el sedentarismo y el sobrepeso. Para que de ahora en adelante todos podamos mostrarla con orgullo, te paso unos ejercicios y consejos para la espalda.

Si te late esto de tener una espalda de tentación y no padeces de molestia crónica en músculos o articulaciones, lo primero que debemos hacer es intentar aniquilar esos "gorditos" que suelen formarse a la altura de la cintura y laterales.

Ejercicios para la cintura

Te recomiendo que de pie con las piernas ligeraMENTE abiertas gires el torso de un lado al otro varias veces; es importante que de la cintura para abajo tu cuerpo se mantenga inmóvil y hacia el frente.

Otro buen ejercicio es doblar la espalda hacia atrás tocando con la mano izquierda la parte de atrás de la rodilla derecha; al hacer este movimiento levanta el brazo derecho y repítelo cambiando el brazo y la rodilla.

Y ya para estar seguros de que eliminemos "los rollitos", debes pararte con las piernas ligeraMENTE separadas, llevar tu cuerpo hacia el lado derecho mientras levantas y estiras tu brazo izquierdo; haz lo mismo para el otro lado.

Ejercicios para el trapecio y dorsales

Tanto el trapecio como los dorsales son músculos muuuuy importantes para lograr una espalda chidita; algunas maneras de trabajarlos y marcarlos son:

Cómprate un par de mancuernas o consigue dos libros o botellas con agua, el chiste es que haya peso que levantar; te recuerdo que entre más peso más duele y más crece el músculo, sólo no exageres si estas iniciando, podrías causarte una lesión.

En una superficie plana apoya tanto tu rodilla derecha como tu mano, tu espalda debe quedar recta; coloca el brazo que tienes libre hacia abajo, después lleva al brazo hacia el cuerpo doblando el codo hasta que el brazo quede alineado con el cuerpo.

Un ejercicio más difícil pero muy efectivo para los que quieran tener espalda de gimnasta:

Con las brazos separados a la altura de los hombros, las palmas viendo hacia ti, cuélgate de una barra y sube y baja tu cuerpo, debes subir hasta que tus hombros lleguen a la barra. También puedes separar más los brazos, voltear las palmas y subir y bajar. Empieza con algo de apoyo al elevarte para evitar lesiones.

Alimentación para la espalda

Para marcar y hacer crecer el músculo es importante que incluyas proteínas en tu dieta; existen en el mercado polvos para hacer bebidas que dan muy buenos resultados y no tienen efectos secundarios pero sí muchos sabores diferentes.

Lo más recomendable es que las tomes después de tu rutina de ejercicios.

Si eres una persona más natural puedes encontrar proteínas en: pescados, soja, lomo embuchado, jamón serrano, cacahuate, atún, lentejas, higado, langostinos, huevo, productos lácteos. Ahora que si eres un poco más audaz éntrale a los insectos, estos en general tienen muy alto el contenido en proteínas.

Reducir o vigilar la cantidad de grasa saturada que comes es de ley para tener una espalda sana y sexy ¿Cómo crees que se hicieron los rollitos?

Postura y ejercicios simples

La buena postura facilita la respiración y evita los dolores de espalda, cuello y hombros. Pararnos mal daña nuestros discos intervertebrales y no es como que muy sexy. Al caminar, cargar o sentarte procura estar al tiro de tu cuerpo y de cómo llevas tu espalda.

Tus hombros deben estar alineados con el resto del cuerpo y tu cabeza en alto. Una postura correcta ayuda a tu salud física, te ayuda a verte más nice y mejora tu autoestima.

Un ejercicio para mejorar la postura es inclinar la cabeza a la derecha hasta tocar la oreja con el hombro. Hay que enderezarse y repetir el ejercicio en la otra dirección.

Otro más sencillo es girar la cabeza y mirar sobre el hombro derecho, se vuelve la cabeza al centro, y se gira hacia el otro lado, y repetir varias veces.

Higiene y Acné en la espalda

Tener granitos o espinillas en la espalda es muy incómodo; al exfoliar esta área cuando te bañas remueves células muertas y puedes hacerlo con un cepillo, una esponja o un zacate de manera circular, haciendo masaje.

El acné ataca a cualquiera y puedes usar un tratamiento específico, además que es bastante apapachador que te ayuden a aplicarlo.

No olvides que hasta para tener la espalda saludable, la constancia es lo más importante. Te sientes bien y de paso te ves mejor.

Después de unos cuantos meses vas a ver como medio mundo te agradecerá que le des la espalda.

Playeras Negro Disaster


FraktalRadio.com VS Volencia